Innovador sistema de rodillos de pintura: ¡ni una gota, ni una mancha!

Pintar con nuevos colores es una de las mejores maneras de embellecer nuestra casa y dar un nuevo aire a nuestras paredes. Para quienes no quieren tener que prescindir de los rodillos, los rodillos de pintura WAGNER ofrecen el mejor servicio. Le permitirán trabajar con mayor rapidez, limpieza y comodidad que con los rodillos tradicionales. De esta forma, las paredes, los techos e incluso las fachadas se pintan de manera especialmente cómoda.

Los rodillos de pintura de WAGNER reciben la pintura desde el interior y tienen un tanque de pintura integrado, por lo que 

  • no es necesario rellenar la pintura en el cubo de pintura
  • no es necesario escurrir el rodillo y se eliminan las manchas
  • no hay interrupciones durante el trabajo

Esto supone una importante ventaja, sobre todo al pintar techos, ya que se ahorra tener que subir y bajar constantemente de la escalera.

Rodillo HandiRoll 550

La solución sencilla para tareas de pintura a mano

La forma más fácil de pintar con rodillo: Usted prepara la pintura, conecta el sistema de aspiración al cubo de pintura y "llena" el dispositivo de pintura. Con el agarre del gatillo Power-Trigger bombea la pintura simplemente de modo manual al rodillo. Así podrá definir usted mismo su velocidad de trabajo. Y basta de gotas y salpicaduras. Usted trabaja de modo notablemente más cómodo y limpio que con los rodillos convencionales.

Ir al producto

Rodillo TurboRoll 550

La solución práctica para pintar cómodamente

Nunca ha pintado con rodillo de modo tan rápido, sencillo y limpio como con el práctico y versátil TurboRoll. El potente motor impulsado por baterías bombea la pintura al pulsar el botón desde el recipiente al tanque de pintura integrado: y de allí al rodillo. Se ahorra encorvarse y quitar las gotas continuamente; y las salpicaduras que ello conlleva. El resto rueda por sí solo, ya se trate de las paredes, techos o fachadas. 

Ir al producto

¡Ni una gota, ni una mancha!

Olvídese de sumergir constantemente el rodillo y escurrirlo, ya que, con nuestros rodillos de pintura, la pintura se bombea directamente al interior de los rodillos y así se eliminan las gotas y las manchas. El proceso es el siguiente: 

la pintura se abastece al estribo del rodillo pulsando un botón/gatillo (1) y, a continuación, se transporta al rodillo interior (2). Una vez allí, la pintura se distribuye de forma uniforme por el pelo a través de los orificios de los que consta la estructura interior del rodillo (3). Como la mayor parte de la pintura no sale del rodillo, al contrario de lo que ocurre con los rodillos tradicionales, al aplicar la pintura no se producen salpicaduras. ¡Un trabajo limpio de los pies a la cabeza!

Nuestra comparativa de rodillos de pintura

Technische Daten im Vergleich

 

HandiRoll 550

TurboRoll 550

Aplicación

Pintura de pared

máx. 70 min

Rendimiento en superficies

15 m² en 12 min

15 m² en 10 min

Anchura del rodillo

23 cm

23 cm

Longitud del pelo

12 mm

20 mm

Volumen del depósito

550 ml

550 ml

Alimentación por batería

no

 

Aplicación

HandiRoll 550

Pintura de pared

TurboRoll 550

máx. 70 min

 

Rendimiento en superficies

HandiRoll 550

15 m² en 12 min

TurboRoll 550

15 m² en 10 min

 

Anchura del rodillo

HandiRoll 550

23 cm

TurboRoll 550

23 cm

 

Longitud del pelo

HandiRoll 550

12 mm

TurboRoll 550

20 mm

 

Volumen del depósito

HandiRoll 550

550 ml

TurboRoll 550

550 ml

 

Alimentación por batería

HandiRoll 550

no

TurboRoll 550