Nuestra tecnología

WAGNER, fabricante líder, ofrece una amplia gama de productos de distintas tecnologías. Tanto si se trata de bombas de pistón, bombas de membrana de fácil mantenimiento, dispositivos básicos de baja presión (HVLP/XVLP) o bombas helicoidales para aplicar yeso. 

Existen diferentes técnicas de pulverización en función del material y de la aplicación. El material circula a presión alta o baja hasta la boquilla, se atomiza con o sin aire y se transforma en gotas finas o gruesas dependiendo de la viscosidad.

Nuestras técnicas de pulverización

Airless

Airless

A diferencia de la pulverización con aire comprimido, la atomización Airless (sin aire) se crea exclusivamente por efecto de la presión del material sin aire. Una bomba con accionamiento eléctrico, neumático o por combustible presuriza el material y desplaza una cantidad de material preajustada de este a una presión máxima de 25 MPa a través del orificio de la boquilla.
Ahí se convierte el material en un producto pulverizado. El método Airless es adecuado sobre todo para la aplicación de tareas de dispersión, pero este tipo de técnicas de pulverización también se encuentran con frecuencia en esmaltados de obras.

AirCoat

AirCoat

Con el procedimiento AirCoat (Airless + aire), el material circula a presión hasta la boquilla mediante una bomba de pistón o de membrana con una presión relativamente baja (3-12 MPa). El proceso de pulverización está asistido con aire comprimido (0,05-0,25 MPa). Ello es posible gracias al cabezal de aire ubicado directamente en el orificio de la boquilla que envuelve el producto pulverizado como si fuera una funda.

XVLP

XVLP

Esta nueva tecnología abarca una gama mucho más amplia que la tecnología HVLP y aporta ventajas extra (X). La serie XVLP dispone de mayor potencia de pulverización gracias a una cantidad de aire un 60 % mayor y una cobertura de área un 30 % mayor que otros dispositivos de baja presión.
Con el sistema de pulverización XVLP de WAGNER (compuesto por una turbina y distintos cabezales) pueden pulverizarse barnices, esmaltes estándar, esmaltes de alta viscosidad y dispersiones con una calidad que sorprende a profesionales.

HVLP

HVLP

En la pulverización de baja presión se trabaja con un volumen de aire superior y una menor presión del aire (hasta 0,07 MPa). El material se atomiza totalmente con el aire mediante la técnica FineSpray al salir por la boquilla. La poca presión del material con un alto volumen de aire permite que las gotas de material sean ligeramente más grandes y, de este modo, se cree menos niebla de pulverización.

Pistolas Vector

Pistolas Vector

Con el desarrollo de la nueva generación de pistolas Airless se ha puesto el centro de atención en la facilidad de uso y en la ergonomía. Resultado: tres modelos nuevos de pistolas Vector que se adaptan a la perfección a las necesidades del usuario. Al mismo tiempo, las pistolas siguen siendo tan resistentes para el día a día de obras difíciles como de costumbre.

TempSpray

TempSpray

Los sistemas de calefacción TempSpray se calientan a través de una resistencia eléctrica situada en el interior de la manguera y en contacto con el material. El material se calienta a la temperatura deseada a lo largo de todo el circuito de la manguera (regulable continuamente de 20° a 60° C). Esto reduce la viscosidad del producto mejorando así su aplicación. Todos los dispositivos TempSpray se pueden adaptar a los dispositivos Airless de WAGNER.

Resumen de nuestras bombas

Bombas de membrana

El bombeo del material se realiza mediante movimientos de elevación de la membrana. Los dispositivos con esta tecnología son resistentes y a la vez fáciles de manejar con equipos para obras y talleres. Las bombas neumáticas de doble membrana son perfectas para la industria de tratamiento de madera y ofrecen la mejor calidad de superficie. Las bombas de membrana accionadas con electricidad pueden utilizar pack de pulverización tanto Airless como AirCoat.

Bombas de pistón

En las bombas de pistón, el bombeo de material se realiza mediante movimientos de elevación del pistón. Esto permite una alta capacidad de aspiración, que resulta ventajosa sobre todo en materiales de alta viscosidad. Las bombas de pistón se accionan de forma neumática, son a prueba de explosiones y son aptas para usarlas en talleres. Nuestras bombas de pistón hidráulicas ofrecen un rendimiento aún mejor y también pueden funcionar con gasolina.

Bombas de doble membrana

El bombeo del material se realiza mediante movimientos de elevación de dos membranas en sentido contrario. De este modo se genera un flujo de materiales muy bajo. Esto permite además el uso de materiales 2K especialmente sensibles a la humedad y al "cizallamiento" y materiales 2K mixtos. Las bombas de doble membrana WAGNER están protegidas contra explosiones, funcionan mediante aire a presión y pueden utilizarse en talleres.

Bombas de tornillo sinfín

Las bombas helicoidales extraen el material mediante compresión. Esto se produce en dos piezas: el rotor y el estátor. Para ello, el rotor gira y de esta manera transmite cuidadosamente el material a las cavidades del estátor. Con esta tecnología se pueden transportar materiales extremadamente pesados, como la aplicación de mortero asistida con máquina en la que el material se transporta con ayuda de una bomba helicoidal a través de la manguera hacia la lanza de pulverización. La aplicación de aire comprimido en la lanza de pulverización consigue atomizar el material pesado.

Turbinas

En la pulverización de baja presión (HVLP / XVLP) se trabaja con un volumen de aire superior y una menor presión del aire (hasta 0,7 bar). El aire atomizado generado en la turbina fluye a través de una manguera de aire al depósito para pintura de la pistola de pulverización y crea ahí la presión. De esta forma, el material de recubrimiento se suministra a través del tubo de aspiración hasta la boquilla y atomiza el aire caliente.

La tecnología XVLP (EXtra Volume Low Pressure) se basa en la tecnología HVLP. La serie XVLP tiene una potencia de pulverización mayor gracias a un 60 % más de cantidad de aire que los dispositivos de baja presión. De este modo, se abarca una gama de materiales mucho más amplia. Ventajas de ambas tecnologías: Puede adaptarse el chorro de pulverización al objeto y el uso del dispositivo es sencillo.