Pulverización de barniz: muy sencilla siguiendo nuestros consejos

La madera es un material tan bonito como propenso a sufrir los efectos del moho, las algas, plagas como la carcoma y las condiciones meteorológicas. Aplicar un barniz ayuda a proteger la madera y conservar su resistencia a largo plazo. Aquí le explicamos qué es un barniz exactamente y cuál es la manera más sencilla de aplicarlo.

¿Qué son los barnices?

Los barnices consisten en una mezcla de disolventes (o una base de agua), aglutinantes y, en ocasiones, pigmentos colorantes, materiales de relleno y excipientes. Los disolventes son capaces de disolver sustancias sin enlazarlas químicamente, lo que provoca la condensación del barniz. Tras aplicar el barniz, los disolventes o la base de agua se evaporan y dejan únicamente los componentes sólidos. Los aglutinantes, en su mayoría álcalis, o en el caso de una base de agua, acrílicos diluidos en agua, ligan el barniz hasta obtener un líquido homogéneo y aplicable. Por otro lado, los pigmentos colorantes y los materiales de relleno se encargan de aportar color, mientras que los excipientes, como los fungicidas y los biocidas, tienen un efecto letal en algas, bacterias, insectos y hongos y protegen la madera frente a plagas.

  • En general, se distingue entre barnices de capa fina y barnices de capa gruesa. Los primeros penetran en la madera y, como su propio nombre indica, dejan una capa fina, que permite ver el veteado de la madera incluso después de aplicar barnices de color; el agua no puede penetrar en las fibras de la madera, pero el vapor de agua sí puede atravesar el barniz, algo que resulta importante si, además de madera de duramen, también se ha tratado madera de albura, por la cual fluye savia. Debido a que la capa protectora de este tipo de barniz es demasiado fina, el barniz debe aplicarse en intervalos regulares para garantizar que el material esté protegido a largo plazo.
  • Por el contrario, los barnices de capa gruesa se asemejan a los esmaltes, dejando una capa sólida —y, en la mayoría de los casos, de color— que también cubre y oculta el veteado de la madera. Esta capa proporciona un sellado completo y también protege frente a arañazos y la radiación ultravioleta. Este tipo de barniz se usa, por ejemplo, con fines decorativos, debido a su aporte de color, o también para puertas y ventanas.

¿Qué ventajas ofrecen los barnices para madera?

Nuevo esplendor

Nuevo esplendor

Los barnices pueden hacer que la madera antigua recupere su aspecto fresco de una manera discreta, adquiriendo así un brillo renovado.

Prevenir la infestación de plagas

Prevenir la infestación de plagas

De esta manera, se garantiza la durabilidad del material a largo plazo y se descarta una posible infestación por plaga.

Madera fresca

Madera fresca

En especial, la madera fresca posee a menudo un tono cromático muy claro, que los barnices pueden oscurecer de un modo muy natural.

Procesamiento simple

Procesamiento simple

En resumen, los barnices son materiales fluidos, por lo que pueden tratarse con mucha facilidad.

Protección incolora

Protección incolora

Los barnices pueden usarse de muchas maneras: los de capa fina sirven tanto para proporcionar protección sin color como brillo al color de la madera por encima de su veteado, mientras que los barnices de capa gruesa ofrecen la opción de aplicar una capa de color lisa.

¿Barniz pulverizado o aplicado con brocha?

Los barnices pueden aplicarse muy bien con brochas especiales para barniz, cuyas cerdas largas permiten llegar entre las fibras de madera de la superficie mejor que las brochas convencionales.

No obstante, los barnices no solo se aplican fácilmente con un dispositivo de pulverización; además, este permite ahorrar tiempo, material y esfuerzo. Cuando se pulveriza barniz para madera, puede tratarse una superficie mayor con más rapidez, evitándose así que las brochas goteen y se acumule material en las grietas y las esquinas: a modo de ejemplo, si usted quiere barnizar una valla nueva de madera, resulta difícil cubrir suficientemente bien aquellos puntos a los que se han atornillado las tablas. Mientras que con una brocha debe aplicarse el barniz varias veces sobre el mismo punto —acumulándose material—, un sistema de pulverización permite alcanzar cualquier rincón en una sola pasada: así se garantiza una protección perfecta y una cobertura rápida.

Instrucciones: así se pulverizan los barnices para madera

Los dispositivos de pulverización de WAGNER permiten pulverizar los barnices para madera de una manera sencilla y rápida. A continuación le guiamos paso a paso a lo largo del procedimiento para que usted pueda proteger su mobiliario de madera con un barniz obteniendo un resultado óptimo.

Paso 1: su propia seguridad y preparación de la madera

Debido a que los barnices son muy fluidos y se atomizan con mucha facilidad, resulta importante llevar ropa de protección, incluyendo gafas protectoras y mascarilla respiratoria. Raspe la superficie ligeramente para que la madera absorba mejor el barniz; a continuación, retire el polvo y la suciedad.

Si la madera está esmaltada, deberá retirarse el esmalte: en caso de tratarse de un barniz de capa fina —reconocible por el transparentado del veteado de la madera—, bastará con raspar la superficie.

Siempre que barnice muebles dentro de su casa, considere cubrir el entorno (como el suelo) con fieltro o láminas de plástico de venta habitual.

Paso 2: preparación del barniz y llenado del dispositivo

Paso 2: preparación del barniz y llenado del dispositivo

En función de las indicaciones del fabricante y lo espeso que sea el barniz, este deberá diluirse antes de pulverizarlo; para ello, la opción más cómoda consiste en verter el barniz en el interior del depósito para pintura de su dispositivo de pulverización. Si, a continuación, recurre al agitador (incluido en el alcance del suministro), fíjese en las muescas de este: cada una de ellas representa un diez por ciento de dilución. Con el agitador sumergido en el barniz, añada un poco de agua hasta que la mezcla alcance la siguiente muesca.

Remueva bien el barniz diluido y enrosque el depósito para pintura en la pistola de pulverización.

Paso 3: ajuste del dispositivo

Spraying table 2 750x750px

Deberá ajustar el dispositivo para el uso concreto de que se trate teniendo en cuenta las características específicas del sistema de pulverización que utilice. En el caso de los dispositivos HVLP, deberá controlar la cantidad de material y la corriente de aire; si usa un dispositivo Airless, deberá ajustar el nivel de presión. Los barnices son materiales fluidos, por lo que tanto la presión como la corriente de aire pueden ajustarse a un nivel relativamente bajo en ambos tipos de dispositivos.

Pulverice hacia abajo (por ejemplo, si está barnizando una terraza de madera), orientando el tubo de aspiración del dispositivo HVLP según sea necesario.

Si es la primera vez que va a pulverizar con un sistema de pulverización de WAGNER, le recomendamos empezar con una cantidad pequeña de material e ir aumentando la cantidad conforme vaya practicando. Antes de comenzar a aplicar el barniz, puede probar los ajustes que haya realizado sobre el póster de prueba incluido o un trozo de cartón.

Paso 4: pulverización del barniz

Spraying table 3 750x750px

Mientras pulverice, trate de mantener en todo momento la misma distancia y un ángulo de 90 grados con respecto a la superficie. Empiece a mover el dispositivo y, a continuación, pulse el gatillo: de este modo, evitará aplicar una cantidad excesiva de barniz en el punto de partida de la pulverización.

Si pulveriza el barniz de madera al aire libre, asegúrese de que sople la menor cantidad posible de viento y, por ejemplo, de no manchar accidentalmente la fachada de su casa. Puede colocar un trozo grande de cartón detrás del tramo de valla sobre el que vaya a pulverizar para protegerlo y no dañar las plantas u otras pertenencias de su vecino.

Paso 5: limpieza del dispositivo de pulverización

Reinigung farbspruehsystem

Los sistemas de pulverización HVLP pueden desmontarse con total facilidad. Tras desmontar el dispositivo, sumerja las piezas en agua caliente y enjuáguelas con esa misma agua. En el caso de usar un dispositivo Airless, retire los sistemas de aspiración, el filtro de la pistola y la boquilla, y límpielos. La bomba se limpia de manera autónoma con la función de autolimpieza: lo único que usted tendrá que hacer es colocar la manguera de aspiración y de retorno en un cubo lleno de agua.

Consejo: lo más sencillo es limpiar el dispositivo cuando el barniz aún está líquido.

¿Qué sistema de pulverización de pintura debe usarse para los barnices de madera?

En WAGNER encontrará dos tipos distintos de dispositivos con los que podrá pulverizar barnices: los HVLP y los Airless. Ambos tipos son ideales para trabajar con barnices.

Pulverización de barnices para madera con nuestros dispositivos HVLP

Nuestros dispositivos HVLP (High Volume Low Pressure, es decir, «volumen alto y presión baja») son ideales si quiere usar aire comprimido para pulverizar barniz de madera; con ellos, el barniz se atomiza a través de la boquilla con un volumen grande y una presión baja de aire. En este caso, el barniz está sometido a una presión baja de material, por lo que las gotas son algo más grandes, y la neblina de pulverización más reducida.

Los siguientes dispositivos de pulverización HVLP son ideales para barnizar madera:

Wood&Metal Sprayer W 100

Wood&Metal Sprayer W 100

La solución práctica para proyectos de pequeña y mediana envergadura.

Wood&Metal Sprayer W 150

Wood&Metal Sprayer W 150

Turbina compacta para pintar y barnizar

Outdoor Paint Sprayer

Outdoor Paint Sprayer

Sistema de pulverización de pintura para vallas, terrazas y muebles de jardín

Universal Sprayer W 575 FLEXiO

Universal Sprayer W 575 FLEXiO

Universal Sprayer W 590 FLEXiO

Universal Sprayer W 590 FLEXiO

Un dispositivo de pulverización manual flexible para interiores y exteriores

Universal Sprayer W 690 FLEXiO

Universal Sprayer W 690 FLEXiO

El sistema de pulverización universal para interiores y exteriores

Universal Sprayer W 950 FLEXiO

Universal Sprayer W 950 FLEXiO

La forma de pintar paredes y techos sin esfuerzos

Pulverización de barnices para madera con los dispositivos Airless de WAGNER

Airless (en español, «sin aire») significa que el barniz se divide para formar un chorro de pulverización exclusivamente por acción de la presión del material. Estos dispositivos son adecuados principalmente para profesionales y aficionados al bricolaje a los que les guste hacer reformas grandes en casa (como en una terraza).

Le recomendamos los siguientes dispositivos Airless si quiere pulverizar barnices con regularidad o para un proyecto grande:

Airless Sprayer Control 150 M

Airless Sprayer Control 150 M

Dispositivo perfecto para la entrada a la gama AIRLESS WAGNER

Airless Sprayer Control Pro 250 M

Airless Sprayer Control Pro 250 M

Aplicación de la pintura perfecta y controlada con Airless

Airless Sprayer Control Pro 350 M

Airless Sprayer Control Pro 350 M

Pulverización Airless profesional con hasta un 55 % menos de neblina de pulverización y el máximo control

Airless Sprayer Control Pro 250 R

Airless Sprayer Control Pro 250 R

Dispositivo de pulverización Airless de última generación – fácil de usar y preciso

Airless Sprayer Control Pro 350 R

Airless Sprayer Control Pro 350 R

Con la última tecnología de pulverización Airless para una aplicación de la pintura uniforme y efectiva