Estilo ombré en la sala de estar con Eva Brenner

Gradiente de color fluido para las paredes de casa

¿La tristeza invade su propia sala de estar? Especialmente en primavera, cuando la naturaleza despierta de nuevo y todo florece con un color más intenso, a nosotros también nos invaden las ganas de cambio. Es posible que las paredes lisas y blancas ya no se adapten más a nuestro ánimo. ¿Entonces por qué no aprovechar el momento de transición y aplicar el moderno efecto ombré, que llevamos años usando en nuestro cabello, en la pared de nuestra propia sala de estar?

Un gradiente de color sin bordes y líneas muy marcadas es casi imposible de conseguir con las herramientas clásicas para pintar, como la brocha y el rodillo. Sin embargo, con un pulverizador de pintura se puede conseguir un gradiente de color lleno de efecto con transiciones suaves en la pared. La famosa arquitecta de interiores Eva Brenner nos muestra con el sistema de pulverización de pintura W 590 FLEXiO de WAGNER cómo se puede hacer lucir la sala de estar de nuestra casa con el moderno efecto ombré.

El gradiente de color puede aumentar considerablemente la sensación de profundidad de una habitación. Si elegimos una pared y la personalizamos con varias difuminaciones consecutivas de la misma familia de colores, podríamos conseguir, por ejemplo, que las habitaciones pequeñas ganen ópticamente espacio. Además, un gradiente de color que se vaya haciendo más claro a medida que aumenta la altura puede alargar más la sensación espacial.

Pulverizar en lugar de pintar: convertir la pared en un mar

La primavera es el momento ideal para aplicar en nuestra sala de estar la tendencia del «gradiente de color», también llamado efecto ombré. Así, la estación del cambio entrará en escena de la mejor forma posible.

Para el efecto ombré de la pared de la sala de estar, Eva elige el color de tendencia azul, graduado en tres tonos distintos. Si está pensando en el juego de colores del mar o el cielo estival y la luminosidad de los días cálidos, habrás acertado. El lema es claro: nos llevamos el espíritu y los colores de las vacaciones a casa. Con los colores características blancas y azules, combinadas con tonos arena y crema, conseguimos crear un ambiente moderno y marítimo para sentirnos bien.

Una decoración de pared creativa apta para cualquier fan del bricolaje. Todo lo que necesita, aparte de cinta adhesiva y lámina de recubrimiento es una pared blanca, por lo menos tres tonos de color de la misma familia de colores y un dispositivo de pulverización de pintura para pintura para paredes. ¡Manos a la obra!

Gradiente de color: simple y rápido

En primer lugar se aplica el tono oscuro de pintura sobre el rodapié de la pared blanca protegida con cintas adhesivas y limpia. Para ello, Eva aplica el color asegurando que queda cubra bien la superficie desde la izquierda hacia la derecha. El sistema de pulverización de pintura se debe mantener en todo momento lo más paralelo a la pared posible y siempre a la misma distancia; con el efecto de que el color se haya aplicado de forma uniforme.

Una ventaja a mayores: el chorro de pulverización, la cantidad de pintura y de aire se pueden regular individualmente. Así, el resultado será positivo con total independencia del material o del modo de trabajo. «La pintura se puede aplicar así de forma totalmente uniforme», explica Eva. «Y no se forman bordes en el gradiente de color».

No hay que ser un profesional de interiores para saberlo: prepararse bien supone la mitad del trabajo. Antes de meterse de lleno a pulverizar, deben mezclarse todos los tonos de pintura y tenerlos siempre a mano porque aplicar la pintura y que esta seque no lleva demasiado tiempo. Además, para conseguir el gradiente el siguiente tono de color se debe mezclar con la mano de pintura anterior cuando esta se haya secado ligeramente pero todavía esté fresca. Así que no hay tiempo que perder y se debe cambiar rápidamente a otro pulverizador o limpiarlo brevemente, rellenar con pintura y seguir pulverizando.

Basta con cinco minutos y ya podemos pasar de aplicar el primer tono de color a pulverizar la pintura de matiz medio. Importante: Para conseguir el efecto de difusión en las transiciones, es imprescindible que se amplíe la distancia con respecto a la pared. Así se limita la cobertura y se crea un gradiente fluido entre los dos tonos de azul. Para seguir pulverizando después de la transición, basta con disminuir la distancia a la pared para volver a aumentar la cobertura. Conocimientos de expertos: para aplicar la pintura con una gran cobertura, lo ideal es dejar 20 cm entre el pulverizador de pintura y la pared.

La misma norma se aplica una vez aplicado el segundo tono de pintura: no hay tiempo que perder. Dejamos secar poco tiempo y continuamos con el último tono del gradiente: el más claro. Volvemos a diseñar la zona de transición en una distancia mayor y después limitamos la distancia para continuar pulverizando de forma que cubramos bien la superficie. Por cierto: si el gradiente entre dos tonos de pintura todavía no es el óptimo, con el dispositivo de pulverización de pintura no tendremos ningún problema. Basta con volver a pulverizar brevemente. ¿El efecto? «Un gradiente de color perfecto con transiciones fluidas», nos comenta una asombrada Eva Brenner. Con un rodillo y una brocha esto sería casi imposible de conseguir.

Por último, Eva deja que el último tono de color, el más claro, se difumine con la pared. Aquí también se aplica la premisa: más distancia de nuevo. La distancia entre la pared y el sistema de pulverización de pintura debe ser, obviamente, cada vez mayor. Solo así se conseguirá el efecto de difuminación hacia el fondo blanco. Eva está satisfecha con su obra creativa: «Con el gradiente de color, la habitación ha conseguido un ambiente completamente nuevo y efecto de profundidad» Sin necesidad de cambiar los muebles que ya había, la sala de estar se ha convertido en una habitación completamente nueva y especial.

El resultado

Con solo tres pasos de acción se consigue este asombroso resultado: un gradiente de color de los que solo se encuentran en las luces y sombras de la naturaleza y que se encuentra ahora impregnado en la pared y que llena la habitación al completo con un espíritu primaveral y marítimo.

W 590 FLEXiO

W 590 FLEXiO

Un dispositivo de pulverización manual versátil para interiores y exteriores

Buscador de productos WAGNER

Buscador de productos WAGNER

Aquí encontrará más productos

¿Por qué es mejor pulverizar?

¿Por qué es mejor pulverizar?

Con los dispositivos de pulverización de pintura HVLP no hay duda de que gana tiempo frente a la brocha y al rodillo.