Redecorar la terraza

La segunda sala de estar, un oasis verde, un hogar al aire libre: la terraza es la estrella del jardín. Sin ella, solo disfrutaríamos a medias de la primavera y del verano. Es hora de expulsar el invierno y de darle a nuestra zona de aire fresco una renovación con estilo. La arquitecta de interiores Eva Brenner, conocida también por la serie de televisión «Zuhause im Glück», nos muestra cómo realizar la redecoración de la terraza en poco tiempo y sin gastar demasiado.

¿Qué es lo que nos gusta tanto de la primavera? Que todo se llena de color de repente. El verde intenso de los árboles, el amarillo suave se desliza por la figura de la planta del azafrán cuando le da la luz. Hasta los pájaros cantores y los escarabajos se pintan de color debajo de un cielo que vuelve a resplandecer de color azul. Por eso, lo lógico es que queramos rediseñar nuestra terraza para que también irradie colores. ¡Se acabó la hibernación! Disfrutemos de la primavera con el diseño de nuestro jardín.

Idea 1: Cerramientos que atraen la atención

Eva Brenner comienza con el cerramiento. ¿Quiere protegerse de las miradas y al mismo tiempo atraerlas? ¡No hay problema! Con la pintura correcta hará que las paredes de la cerca pasen de ser un mueble funcional a un elemento de estilo. Con el dispositivo de pulverización universal de la serie FLEXiO de Wagner, el rediseño no presenta ningún problema en materia de bricolaje; el pulverizador de color aplica esmalte y barniz, pero también dispersión. De esta forma, ¡los proyectos DIY son divertidos!

Una regla importante también para los bricoladores profesionales: antes de pulverizar hay que limpiar. La pintura se adhiere mejor en superficies lisas, limpias y pulidas. El primer paso en los trabajos manuales y en las renovaciones es retirar los recubrimientos, telarañas y antiguas capas de pintura antes de comenzar.

Si el cerramiento ya está limpio y seco, comenzamos a pulverizar. Eva elige un blanco radiante con base de agua. El blanco es un clásico para la zona de exteriores porque refleja la luz solar de forma óptima y combina con el tono de las frescas nubes de verano que nos hacen soñar. Por eso, se podría decir que el blanco es verano en lata; da igual si se trata del diseño del balcón o del jardín. Antes de aplicar la pintura, no nos podemos olvidar de proteger los alrededores. Aunque la neblina de pulverización es mínima y las salpicaduras son las mismas que con un rodillo, tanto fuera como dentro debemos cubrir todo bien.

Y después empezamos a pulverizar. Mantener siempre un palmo de distancia y dirigir el dispositivo de pulverización de pintura FLEXiO con movimientos lentos de un lado al otro. De esta forma también se pueden pintar uniformemente sin mayor problema las molduras y los ornamentos. No son necesarios los retoques.

Idea 2: ¡nos encantan los sillones!

Si ha pulverizado el cerramiento, se habrá ahorrado un montón de tiempo en comparación con el método tradicional de pintura con brocha, así que aún le quedarán más un par de horas para poder invertir en una segunda idea de bricolaje. Por eso, después del cerramiento Eva se propone rediseñar unas sillas de mimbre a las que, aunque les sobra encanto, les falta algo de color. Son un clásico de diseño atemporal para exteriores y se adaptan sin esfuerzo a distintos estilos, ya que se armonizan tanto con elementos asiáticos como con mesas de exteriores contemporáneas. 

Genial: si ha apostado por el blanco para las instalaciones fijas como el cerramiento, con los muebles de jardín puede optar por colores más llamativos. Hechizar con los colores: no solo la naturaleza lo consigue; nosotros también podemos. Así que vamos allá con la renovación de color: lo introducimos en el dispositivo de pulverización de pintura y a pulverizar buen humor.

«Con una brocha y un rodillo no me habría ni acercado a las sillas de mimbre», confiesa la experta del bricolaje Eva. «Ese es el fuerte de la pulverización; es perfecta para esto». La presentadora del programa de televisión «Zuhause im Glück» nos enseña con qué poco esfuerzo se puede realizar el cambio de color utilizando su FLEXiO de WAGNER. Eva se decanta por un veraniego azul petróleo. Este se adapta a la perfección con la luminosidad del junco e irradia sensación de verano a primera vista.

También en el caso de las sillas de jardín, la preparación previa se lleva a cabo rápidamente: cepillar con la escobilla y si es necesario lavar con un poco de lejía de jabón; después dejar secar, colocar sobre una base y manos a la obra. Con la fina boquilla de pulverización del dispositivo de pulverización de pintura FLEXiO, la pintura también alcanza los rincones más angostos de la malla de mimbre. Eva Brenner está feliz: «¡Estoy realmente asombrada! Un resultado asombroso y muy fácil de conseguir.»

Para los puntales de las esquinas, reajuste la boquilla y así reajustará el chorro de pintura. De esta forma ya se prepara perfectamente el cambio de dirección.

Pulverice, termine en un abrir y cerrar de ojos y admire el resultado

El cerramiento de madera, blanco; las sillas de mimbre, azul petróleo; ¿y ahora? Ya nos entran las ganas de comenzar con el próximo proyecto. O de sentarnos en los sillones recién restaurados con la mirada fija en la naturaleza que nos rodea. Así nos contagia la fiebre primaveral. «Estoy encantadísima de que todo haya salido bien en tan poco tiempo y hayamos conseguido un resultado tan bonito», nos cuenta Eva Brenner, la experta de «Zuhause im Glück». 

Obviamente, también podemos pulverizar sin ningún problema mesas de jardín y balcón hechas de metal. Para las patas de la mesa de metal, Eva ha elegido un chorro puntual y ha reducida la cantidad de pintura; de esta forma, la aplicación de la pintura sobre las partes más finas es perfecta.

W 590 FLEXiO

W 590 FLEXiO

Un dispositivo de pulverización manual versátil para interiores y exteriores

Buscador de productos WAGNER

Buscador de productos WAGNER

Aquí encontrará más productos

¿Por qué es mejor pulverizar?

¿Por qué es mejor pulverizar?

Con los dispositivos de pulverización de pintura HVLP no hay duda de que gana tiempo frente a la brocha y al rodillo.